Desde hace aproximadamente dos décadas, el sistema neumático ha ido desbancado poco a poco al modelo mecánico. Las prestaciones en comodidad y rapidez que ofrece el sistema de ejes neumáticos, ha sido definitivo en esta transición.

Hoy en día, aún puede haber quien no conozca las ventajas que ofrece un sistema respecto al otro, pero una cosa es segura: la gran mayoría de personas que conocen las diferencias y precios igualmente competitivos, deciden cambiar su metodología de trabajo sin dudarlo.